OBJETIVOS

Bienvenidos a la fundación Centro de la Cultura Vasca GURE MENDIETAKOAK.

Hay una larga historia casi olvidada de la aportacion de la cultura Vasca en Antioquia, Colombia, la cual causó una gran influencia, y que aún hoy en dia sigue latente.

Nuestra fundación tiene el siguiente objetivo principal:

Dar a conocer la cultura Vasca en Antioquia y en el resto de Colombia mediante actos culturales de todo tipo para mostrar la historia, el arte, la cultura en general, que vascos y descendientes aportaron y siguen aportando hoy en dia.

Para ello se realizarán y expondrán obras de arte, musica y danzas, actos gastronómicos de cocina vasca y antioqueña, clases de Euskera, reuniones culturales, conferencias, etc...

Queremos invitar a participar a todos los Antioqueños descendientes de vascos, a todos los vascos en Antioquia, a Antioqueños que hayan vivido en el Pais Vasco y a aquellos que no teniendo nada que ver, quieran conocer y aprender. Pueden preguntar, aportar datos historicos, dar a conocer su musica, su arte, etc...

Nuestro email de contacto es:

culturavascoantioquia@gmail.com

Estamos ubicados en la ciudad de Caldas, muy cerca del area metropolitana de la ciudad de Medellín, Antioquia, Colombia. También tenemos algunos de nuestros colaboradores principales en Medellín.

Nuestros eventos culturales se realizarán mayoritariamente en Medellín y en Caldas.

La cultura es la representacion del significado del ser humano, y el arte en sí, es una gran reflexión sobre todo lo que la vida nos ofrece. Con nuestra fundación queremos aportar nuestro granito para demostrar que todos los pueblos estan unidos entre si, por medio de la historia, la cultura y el arte.

Esperemos que disfruten y participen en nuestra fundación.




domingo, 7 de diciembre de 2008

Entrevista a John Alejandro Ricaurte, responsable y fundador del Centro de Estudios Vascos de Anitoquia, Colombia

¿Como y cuando llegan los vascos a Colombia?

Su llegada es ya antigua: en primera instancia vienen en calidad de marineros, capitanes o militares; durante la administración colonial vienen a participar de los cargos públicos, vinculados a las clientelas respaldadas por los virreyes vasco-navarros: Eslava, Guirior, Mendiueta y Ezpeleta; también vienen a desempeñar actividades comerciales, a través de la Compañía Gipuzcuana de Caracas o invitados por vascos ya afincados aquí; con la independencia se corta la inmigración casi hasta finales del siglo XIX, a partir de allí y durante la primera mitad del siglo siguiente, comienzan a venir pequeñas oleadas de inmigrantes vascos vinculados a compañías religiosas, de espectáculos o comerciales; también vienen escapando de conflictos políticos como las Guerras Carlistas y la Guerra Civil entre otras.

¿Por qué motivos emigraron los vascos a Colombia?

Habrán muchos: sobresalen los económicos y los políticos, también habrá tenido algo que ver su espíritu de aventura o su fama de andariegos, entre otros.

¿Como se integraron en la sociedad?

Cuando los vascos vinieron como extranjeros, es decir, después de la independencia; se integraron totalmente a la sociedad colombiana: mi experiencia como investigador me permite hablar con propiedad de la región donde pertenezco, Antioquia. Aquí los vascos se sintieron como en casa, encontraron paisanos que otrora habían fundado familias en la montaña, por tanto un carácter e idiosincrasia símil a su pueblo; el paisaje también permite comparación, claro! guardando sus proporciones a la tan accidentada geografía antioqueña por sus montañas, ríos y selvas. De manera que los vascos no se sintieron extranjeros, en el resto del país habrá sucedido igual.

¿Que nos puedes contar de esas similitudes que hablas entre ambos pueblos?

Estos parangones los he encontrado tanto en antioqueños, como en extranjeros y vascos; las cuales suponen que los vascos nos han traspasado su herencia a través de su presencia en la región. Por solo citar a los euskaldunes, tenemos en relación a los apellidos –muy comunes en la región antioqueña-, al jesuita Luís Gorostiza y a Francisco de Abrisqueta, este último se refirió así a la cuestión: “Se ha dicho con razón que los vascos dieron una importante ala riqueza antioqueña que puebla la cordillera central del país, en los departamentos de Antioquia y Caldas. Así lo demuestran los apellidos de tantas familias de la montaña, y la idiosincrasia libre, particularista y tradicional de los Aguirre, Alzate, Aranza, Arbélaez, Aristizábal y Arroyave, de los Arrubla, Arteaga, Atehortúa, Avendaño por solo enumerar algunos de los apellidos antioqueños de la primera letra del abecedario.”
En lo musical es interesante comparar el aire andino por excelencia en Colombia, el Bambuco, con el Zortziko vasco; también quiero citar al músico Luís Zulategui -uno de los grandes de esa generación de vascos que exilió la Guerra Civil-, que afirmó en una revista de música en Medellín: “Según Adien Planté, el propio Voltaire definió al pueblo vasco, ascendiente directo del antioqueño, diciendo: “Es un pueblo que, montado a caballo en el pirineo, pasa su vida cantando”. El pueblo antioqueño, cabalgando sobre los Andes, cruza la vida sin abandonar la lira. Como todos los montañeses de la tierra, domina el suelo bravío entre canciones, se extasía con las armonías y, como todos los pueblos montañeses, ha arrancado a las cortezas de los árboles su chirimía, el instrumento pastoril con que decir a los valles sus cuitas.” Por último y por aquello de ser breve, trasladare la relación del paisaje citando al presbítero antioqueño José Gallego Osorio, que en su libro llamado País Vasco País Paisa, tituló a uno de sus capítulos “de las montañas de Euskadi a las montañas de Antioquia”, para indicar que los vascos encontraron un paisaje que les recordaba su remota Euskadi.

¿Cuales han sido los aportes sociales, culturales y de infraestructuras?

Muchos y en variados campos: aportaron desde el simple campesino que lo perdió todo, hasta el empresario y el profesional que vino a ejercer cargos importantes, pasando por el intelectual o el religioso que ayudó a integrar socio-económicamente el departamento cuando hacían presencia en zonas apartadas, realizando misas, procesiones, bautizos y matrimonios; ayudando en los proyectos educativos; fundando colegios, periódicos, revistas, asociaciones piadosas, filantrópicas y de asistencia social; introdujeron aficiones y practicas deportivas (la educación física, el fútbol, el balonmano y el básquetbol); en la arquitectura edificaron catedrales, edificios, casas, placas deportivas y escuelas, aportando en estilos y métodos de construcción; además ayudaron en infraestructura, ya que estuvieron dispuestos a gestionar la construcción de una carretera, la apertura de caminos, acueductos, la electricidad, un puente, etc.. Actualmente los vascos hacen presencia a través de Ongs que ayudan a los más pobres, contribuyen a alcanzar la paz, apoyan proyectos económicos y de desarrollo en la región.

Autor: Entrevista realizada por David Jimenez Esteban, y respuestas escritas por John Alejandro Ricaurte.